La mano que mueve el muñeco: Los Celos






Buenos días a tod@s! Lo prometido es deuda, y hoy he sacado un rato para escribir sobre un tema que me preocupaba bastante cuado decidí darle un hermanit@ a mi primogenito: los celos.

Personalmente siempre tuve claro que de ser posible no quería hijo único, decidido esto tambien tenía claro que prefería que se llevasen poco tiempo, a partir de ahí investigué un poquito y parece que los psicologos están de acuerdo en que la edad ideal para traer un hermanit@ a casa es entre los 2 y los 4 años.



Antes de los dos años el niño todavía es muy dependiente de la madre y a partir de los 4 años digamos que ya están demasiado acostumbrados a ser hijos únicos y les cuesta aceptar los cambios. Aún así cada niño es un mundo, los míos se llevan dos años y cuando la niña nació me preocupaba que mi hijo se sintiese desplazado, sin embargo no he tenido hasta el momento grandes problemas.

Mi hijo quiere a su hermana desde el primer día y hasta me ayuda en lo que puede, juegan juntos y empiezan a hacer travesuras cooperando y eso que la niña solo tiene 1 año; Pero esto no quiere decir que no haya celos, en el caso de mi hijo son unos digamos "celos ligth", repentinamente es muy mimoso, quiere jugar con los juguetes de su hermana, sentarse en la silla de su hermana y comerse la comida de su hermana; cosa que me viene bien porque el niño es mal comedor y ahora empieza a probar otra vez.

Tambien se da algún "accidente" la niña llora y el niño me dice que el muñeco, que él mismo tiene en la mano, le hizo pupa o si la empuja me dice que ella "se tiró" pero estas cosas hay que tomarselas con calma y con humor porque al fin y al cabo son hermanos y se van a pelear y la hermana tambien le zurra a él y no por eso se quieren menos.

En definitiva, mi experiencia es que los celos tienen la importancia que tú les des, no te obsesiones, los niños se adaptan, con este tipo de comportamiento buscan atención.
Mi consejo es: dejales que jueguen, que se peleen, media entre ellos solo si realmente lo consideras necesario, dejales que "resuelvan" sus cosas, y en caso de intervenir no lo hagas a favor de uno ni del otro, si se pelean por un juguete retira el juguete, si los dos quieren la misma galleta partela a la mitad... con una actitud calmada y sin darle mayor importancia al conflicto.

Muchas veces somos nosotros mismos los que creamos el problema, riñendole siempre al mayor cuando están haciendo el bruto los dos, los pequeños tambien hacen el bruto, prohibiendole al pequeño hacer cosas que sin embargo al mayor si le permitimos, estas situaciones generan frustración y envidias que es lo que, yo creo, genera esos "ataques de celos".

Sin embargo tampoco creo que sea bueno caer en la complacencia, veo muchos casos en que es el cumpleaños de uno pero se les llevan regalos a los dos para que no se celen, si uno se encapricha con un juguete del chino se compran dos iguales, dos tazas de desayuno identicas, las mochilas iguales y un largo etc. no veo nada positivo en reforzar estos comportamientos, en mi opinión hay que educar en que no siempre se consigue lo que se quiere, el mundo ya está lleno de niños (y adultos) prepotentes que se piensan que pueden hacer siempre lo que les da la gana; y hasta aquí mi experiencia y opinión sobre el tema.

¿Como habeis manejado vosotr@s los celos de vuestros hijos? no dudeis en contar vuestra experiencia u opiniones en los comentarios.
Si os ha gustado el post compartid en vuestras redes sociales, Gracias!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Suscribete a la Newsletter

Powered by MailChimp