Conciliación: Un sueño imposible?



Buenos días, hoy escribo sobre un tema que está siempre en el candelero, la conciliación de la vida familiar y laboral o en este caso la ausencia de ella.

Las empresas, los gobiernos, los centros educativos y las familias hablan de conciliación, todos los años en septiembre los periódicos cubren la noticia de la falta de plazas públicas en guarderías, del coste de las mismas o el horario, incluso si los menús de los comedores cumplen la normativa o no.

Pero el principal problema queda siempre sin solución, la imposibilidad de los padres de cuidar de sus hijos ellos mismos. Y esto señores y señoras seamos sinceros es el problema, el problema no es si la guardería abre desde las 7am hasta las 21 o cuesta 500 euros. El problema es que ni mamá ni papá puedan (o en algunos casos quieran) salir de trabajar antes de las 21.

Personalmente opino que tener a un niño, de la edad que sea, desde las 7am hasta en algunos casos las 20pm en el colegio, comedor, actividades extraescolares, debería ser ilegal, de hecho debería considerarse abandono de un menor, pero claro cuando digo esto la gente se me echa a la yugular!! Y que hago con el niño??? me dicen, yo tengo que trabajar!!! Y es cierto, y lo entiendo, y por supuesto que la mayoría de los padres no tiene la culpa, yo no culpo a todos los padres, culpo a las empresas que no cumplen la ley y al gobierno que no hace cumplir la ley. Que rechazan jornadas de mañana, que hacen la vida imposible a sus empleados con reducción de jornada, que no facilitan ni el autoempleo ni el trabajo desde casa. Todo esto hay que cambiarlo y la forma de cambiarlo es exigirlo y denunciar, manifestarse y protestar.

Pero también culpo a algunos padres que no  nos allanan el camino a los demás sino que nos tiran piedras encima, porque en muchos casos la elección existe, en muchos casos papá o mamá no reducen su jornada o no se cogen una excedencia porque es malo para su carrera, porque la empresa les va a coger manía, porque cuando se reincorporen de la excedencia los van a despedir, porque quieren esos 200 o 300 euros más al mes para ir a cenar y al cine.

Vale, muy bien cada cual con su vida, sus hijos y su conciencia que haga lo que quiera, pero como esto es un blog personal doy mi opinión personal: a mí no me gustan esos padres que hablan en los parques o en la hora del café y dicen: pues yo no veo el problema, yo me organizo perfectamente y mis niños se lo pasan genial en el cole y en actividades, no veo el drama, no tengo porque renunciar a mi vida por tener hijos...

Pues yo creo que sí, creo que es necesario poner a tus hijos delante de tu carrera, creo que tus hijos están felices en el cole todo el día o con los abuelos porque tampoco han conocido otra cosa y no les queda otro remedio, pero seguro, SEGURO estarían más felices jugando a los playmobil contigo en casa.

Creo que en el futuro tus hijos deberían valorar más tu presencia en su infancia a estrenar playeros de marca cada 3 meses y que los martes por la tarde sería mejor que de 16:00 a 17:00 tú hijo jugase contigo a cosquillas en lugar de ir a clase de piano, y no solo sería mejor para tu hijo sino también para ti, tanto física como emocionalmente. 

Para mí pedir la excedencia fue una decisión sencilla y no me arrepiento si continuase trabajando directamente no vería a mis hijos de lunes a viernes, mi horario era de comercio de 10:00 a 14:00 y de 17:00 a 20:30 lo que significa que no llegaría a tiempo a recogerlos al cole así que tendría que dejarlos a comedor y recogerlos a las 15:30 para luego dejarlos al cuidado de otra persona o familiar y cuando yo llegase a casa ellos ya estarían durmiendo porque mis dos hijos se acuestan todos los días antes de las 20:30 porque a ninguno de los dos les da la gana de dormir siesta.

El día dentro de algo menos de dos años que me reincorpore a la empresa pediré la reducción en horario de mañana y si me la deniegan iré a los tribunales porque estoy en mi derecho y la ley está para protegerme a mí y a mis hijos, no a los empresarios; probablemente nunca voy a llegar a ser la jefa de nadie en mi empresa pero ¿sabeis que? ya lo fui en su momento en otra empresa y no me gustaba demasiado, así que prefiero jugar a cosquillas los martes por la tarde de 16:00 a 17:00.

Y hasta aquí mi más sincera opinión, no os olvidéis de comentar¡ siempre estoy abierta a buenos debates.

Y como siempre si os a gustado, compartid en vuestras redes sociales¡ Gracias¡





No hay comentarios:

Publicar un comentario