Esas madres perfectas de internet

Hola de nuevo! Me gustaría decir que he estado muy ocupada pero sencillamente no es cierto, la semana pasada iba a escribir sobre otro tema y nos surgió nuestro primer viaje en familia, que decidimos así como a 4 días de la fecha de salida, hubo que hacer maletas, conseguir cuna de viaje, comprar ropa de abrigo... 
Total que nos fuimos de fin de semana a visitar a la familia de mi marido y todo fué genial  hasta que mi hijo mayor enfermó, gripazo, la noche en vela con él para bajarle la fiebre el niño pidiendo ir a casa... y al día siguiente me despierto yo enferma... nos volvimos un día antes y hemos estado enfermos esta semana, yo aún sigo con antibiotico. 


Así que no es que no haya tenido tiempo es que no he tenido ganas! Me perdonareis estoy segura, lo bueno es que no hago esto para ganar dinero, no tengo a nadie a quien dar explicaciones más que a los que me leeis y eso si me apetece darlas, y esto me lleva al tema de hoy, esas madres perfectas de internet.

Debo decir que soy adicta lectora de los blogs de maternidad pero no sigo ninguno. De hecho empecé este blog en parte porque la mayoría de las veces los blogs que hay por ahí me dejaban con esa sensación de fracaso parental terrible y pensé que eso no podía ser... que otras madres tienen que saber que las madres desastres existen y son más comunes que esas madres perfectas de internet.

Y digo esto sin querer ofender a nadie pero es que la realidad del día a día con niños es otra de la que enseñan esas madres perfectas de internet, si solo se enseñan los buenos momentos se está engañando? No lo creo, está claro que no voy a subir videos a youtube de los berrinches de mis hijos para demostrar que no son perfectos, pero si puedo contaros que los tienen y a menudo y que no siempre los manejo bien y con calma, a veces grito y castigo (más de lo que me gustaría) a veces simplemente se pierden los nervios y una no es capaz de respirar y relajarse antes de hablar y es algo normal, y la culpa que siento después tambien lo es.

Mi casa en el día a día no aguanta recogida ni 2 horas, esto es una realidad y acompañar mis posts de imagenes de niños felices impecablemente vestidos sentados en una alfombra blanca nuclear impoluta sería una falsedad.

El Salón de mi casa tiene zona de juegos infantil
Mis hijos no se duchan solos ni se visten solos, no comen comidas supersaludables hechas por mí todos los días, a veces comen salchichas y meriendan bollycao.

Mi cocina necesita una reforma urgente al igual que mis baños, este mes cambiamos las ventanas y en noviembre pintamos, lo demás tendrá que esperar a que yo vuelva a trabajar y podamos pagarlo porque esa es otra, no todas las madres de Internet tienen casas de 360m2 y se van de vacaciones a Londres o a África, algunas nos vamos a Palencia y nos quedamos en casa de la familia.


Y es que la mayoría de madres hacemos números para no gastar más de lo que ganamos a final de mes, salimos a cenar fuera en ocasiones especiales y no tenemos tiempo de probarnos 20 modelitos para llevar a los niños al cole, yo voy en chandal y llego agotada de empujar la silla con los dos monstruitos.

Resumiendo yo veo las casas de estas madres de internet y me pregunto ¿donde tienen escondida la montaña de ropa para planchar?
¿y vosotr@s? Os creéis a esas madres perfectas de internet?
No dudéis en comentar, y como siempre si os ha gustado compartid en vuestras redes sociales! Gracias!

2 comentarios:

  1. Mira, mucha mami pinterest hay suelta...

    ResponderEliminar
  2. Cuanta razón tienes! Yo prefiero invertir mi escaso tiempo en estar con mis hijos y disfrutar de ellos. Y eso conlleva tener la casa más desordenada de lo que querría. Pero es lo que hay! Yo no le creo tanta perfección como se ve por ahí.
    No quiero ser una madre perfecta... sólo una madre feliz!

    ResponderEliminar