Uno de los productos más útiles para bebés que hay en el mercado es el cambiador, ya que nos permite cambiarles los pañales más rápida y cómodamente, sin necesidad de manchar otras superficies y sin tener que adoptar posturas más forzadas. Sin embargo, tenemos que escoger uno que ofrezca estabilidad al pequeño, así como seguridad y comodidad.

Una de las mejores opciones del mercado es el Sofalange de Béaba que cumple con todos estos requisitos y hace que cambiar el pañal a tu bebé sea un momento de complicidad entre ambos.

La comodidad

Todos queremos lo mejor para nuestros bebés, por lo que este requisito suele ser uno de los más importantes. Si nuestro hijo no está cómodo, probablemente se moverá más y llorará, lo que a la larga supone un riesgo innecesario, ya que puede acabar haciéndose daño.

Al tratarse de un colchón fabricado con espuma de alta resiliencia, el Sofalange de Beabá proporciona el confort necesario para que tu bebé se sienta cómodo. También destaca su gran durabilidad y calidad.

La seguridad

Este es sin duda alguna el aspecto que más tenemos que tener en cuenta cuando compramos un cambiador de bebé. Lo ideal es que los laterales de este producto estén más elevados para que el pequeño no pueda caerse.

Aun así, debemos recordar que es importante que un adulto esté siempre pendiente de él cuando se les está cambiando el pañal, ya que es la única manera de evitar cualquier tipo de accidente.

Los materiales respetuosos con la piel

Los más pequeños están más expuestos a irritaciones y alergias, por lo que es necesario buscar productos que contengan materiales completamente naturales. Este cambiador está fabricado con tejidos certificados como Oekotex class 1 que garantizan la ausencia de sustancias nocivas para piel.

Además, también incluye la funda 100% de algodón orgánico para que sea más fácil mantener la higiene del bebé, ya que es muy sencilla de extraer y volver a colocar, además de ser ultra absorbente y suave.

La forma del cambiador

La higiene postural no es algo que deba preocuparnos solo cuando empiezan a caminar y ser más autónomos, sino que ya desde sus primeros meses de vida hay que vigilar que no estén en posturas que les puedan perjudicar a largo plazo. Por eso, adquirir un cambiador que haga que el bebé esté en una postura correcta es una buena idea.

En el caso del Sofalange de Beabá, se trata del único cambiador del mercado que presenta una inclinación de 16 ° grados, así como una flexión de cadera que permite que tengamos contacto visual con nuestro hijo. Así, aparte de establecer una unión más fuerte durante el cambio de pañal, evitaremos otros problemas como, por ejemplo, el reflujo gastroesofágico.

Al final, lo más importante es cuidar la salud de nuestros hijos y asegurarnos de que estén cómodos y seguros en el cambiador. Si, además, podemos establecer un vínculo más profundo con ellos durante el proceso, esta tarea rutinaria se convertirá en un momento de desconexión entre los padres y el pequeño.

Puede que también te guste...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.