Blog, Reflexiones

Sobre enseñar las tetas en público

Hace unos días una bloguera, Mami Rebelde, hablaba en un post sobre varias situaciones en las que se ha sentido muy incómoda viendo a madres dar el pecho, mejor dicho enseñar la teta. Ha generado “un poquito” de polémica y ha recibido algún que otro insulto inmerecido (faltar al respeto nunca conduce a diálogo) por su opinión, aquí os dejo el enlace por si queréis leerlo.

Personalmente ya comenté mi opinión en un tweet pero la verdad es que su post me hizo reflexionar un poco sobre las tetas, donde las veo y si realmente me molesta verlas.

A mí personalmente las únicas tetas que a día de hoy me incomoda ver son las mías, pobrecillas ellas tras dos embarazos (aún sin ninguna lactancia materna) da penita verlas… yo que estaba satisfecha con mi pecho ahora lo miro y digo… pues vaya… menos mal que han inventado el push up porque esto no hay cremita reafirmante que lo arregle…

Pero volviendo al tema de ver tetas en público, me he puesto a pensar en todas las situaciones cotidianas en las que veo tetas, las de otra se entiende, y sobre lo que siento/pienso al ver dichas tetas.

En los medios de comunicación, anuncios, prensa, películas, series de TV… las últimas que vi fueron las de Emilia Clarke (Daenerys) porque mi marido está intentando pillarle el punto a Juego de Tronos, sin éxito ya que le aburre profundamente.

¿Que sentí? Envidia pura y dura, hay que decir que las tiene bonitas y en la TV todo parece más terso y firme claro. Pero vaya que llevo años y años viendo tetas en la TV y sólo me he sentido molesta cuando eran fotos robadas por ejemplo, es decir cuando la dueña de dichas tetas no las enseñó libremente.

En los vestuarios de la piscina, bueno aquí veo bastante más que tetas la verdad, alguna cosa preferiría no verla ciertamente pero justo el topless no me molesta, además mi hija es muy graciosa señalando y gritanto “TETOLAS” y en general las ocupantes del vestuario nos echamos unas risas, algo de vergüenza me da, pero propia más que ajena, creo que lo del desnudo no lo tenemos muy naturalizado aún.

En la playa, esto es muy habitual yo personalmente he debido hacer topless 4 veces en mi vida, en playas en las que estaba más o menos segura de que no iba a ver a ningún conocido, a mi me da vergüencita, cada una tiene sus taras.

Pero ver las de otras mujeres la verdad que me da igual, igual estoy inmunizada porque mi hermana hace topless si o si y yo voy con ella a la playa desde los 7 años. Recuerdo una vez en una playa de mi ciudad se acercaron unos amigos míos a saludarme y les presenté a mi hermana, yo los notaba raros, como nerviosos… cuando se fueron me di cuenta que mi hermana estaba en tetas y claro ellos eran quinceañeros jajaja qué mal (o bien) lo debieron pasar.

Tetas de amigas, ¿Quién no ha visto a una amiga en tetas cuando quedabais en casa para probaros modelitos para salir de marcha? No me digáis que soy yo la única… A alguna le tengo dicho que ya quisiera yo tener su “pechonalidad” con 14 años igual te daba un poco de “palo” pero ya en la universidad estábamos todas bastante inmunizadas.

Este caso igual no es “cotidiano” y os sonara raro pero… también he visto tetas operadas, pues si gentes de bien, resulta que una amiga de una amiga que tenía un complejo de la hostia porque era plana, planísima, se operó y se puso una 90 (discreta) y ¿qué es lo primero que hizo cuando nos vimos para tomar un café en su casa? ¡Enseñarlas claro! La verdad que le quedaron muy naturales y bonitas, lo mejor es la sonrisa de oreja a oreja que tenía y el peso que se había quitado de encima (o puesto, según como se mire) esa mujer tras tantos años acomplejada.

Pero vamos que las tetas le quedaron preciosas de verdad, esa es otra que después siempre hacía topless en la playa, que con lo que le costaron como para no enseñarlas.

Dando de mamar, efectivamente he visto varias tetas amamantando, muchas menos que en la playa, muchas menos que en la piscina o el gimnasio y definitivamente muchas menos que en la TV.

La primera que vi, la de una amiga de mi hermana ¿que pensé? Pues me pareció flipante que pudiese alimentar a un bebé con su cuerpo, yo tenía 17 añitos y le hice miles de preguntas ¿duele? ¿qué se siente? ¿no es incómodo? Ella me contestó que lo único que le resultaba incómodo era que la gente se le quedase mirando como si nunca hubiesen visto una teta en su vida ¡si están por todos lados!

3 comentarios sobre “Sobre enseñar las tetas en público”

  1. La verdad, es que yo dando el pecho pero no hago nada de lo que comenta, ni me dejo la teta fuera por si quiere, ni me la saco para que la vea y venga, etc. Y nunca me he encontrado con ninguna de las situaciones de las que habla y sobretodo creo que algunos de los comentarios están fuera de lugar, aunque no estés de acuerdo, no es necesario atacar ni insultar a nadie.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información sobre protección de datos

  • Responsable: Vanessa Naveira
  • Fin del tratamiento: Controlar el spam, gestión de comentarios
  • Legitimación: Tu consentimiento
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por  obligación legal.
  • Derechos: Acceso, rectificación, portabilidad, olvido.
  • Contacto: Madrede2blog@gmail.com
  • Información adicional: Más información en nuestra política de privacidad

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.