tarta de queso fría

Tarta de Queso sin horno con mermelada de frambuesa

Uno de mis postres favoritos es la tarta de queso sin horno, fría con mermelada de frambuesa.

Es un postre muy fácil de hacer, ideal para que os ayuden los niños.

Para hacer esta receta de tarta de queso sin horno necesitaremos:

  • Un molde desmontable.
  • 1 paquete de galletas marbú, maría dorada o similar.
  • 250 gr de mantequilla sin sal
  • 500 ml de nata
  • 100 gr de azúcar
  • Una tarrina de 300 gr de queso crema (tipo Philadelphia)
  • Dos sobres de cuajada
  • Mermelada de Fresa o Frambuesa.

Lo primero que vamos a hacer es la base para nuestra tarta de queso fría. Tenemos que triturar las galletas, si tenéis un robot de cocina o una picadora es más fácil.

Si no lo tenéis, podéis meter las galletas en una bolsa de congelar de las que tienen cierre y dejar que vuestros hijos las machaquen a golpes o pasando un rodillo por encima varias veces. No queda igual de bien pero los niños se desestresan que da gusto.


Lo siguiente será derretir la mantequilla en el microondas y mezclarla con las galletas. Removed bien hasta tener una pasta que vamos a extender en el fondo de nuestro molde. Esta es la base de la tarta.

La metemos en el frigorífico o el congelador mientras preparamos lo demás.


Ahora vamos a coger un cazo o una olla y añadir la nata líquida, el azúcar y el queso crema. Mezclamos bien a mano con unas varillas hasta que quede sin grumos. No lo hagas con batidora, no queremos que la nata se monte.

Puedes batir el queso con medio vaso de leche para que quede más líquido antes de añadirlo a la mezcla y así sea más fácil de incorporar.


Ponemos la olla a fuego lento y añadimos los dos sobres de cuajada.

Vamos removiendo constantemente hasta que la mezcla hierve. Es muy importante que lo llevéis a ebullición o puede que la tarta no cuaje. En cuanto hierve lo sacamos del fuego.


Sacamos la base del frigorífico y vertemos la mezcla en el molde muy poco a poco y con cuidado.

Dejamos enfríar y metemos en la nevera como mínimo 6h.


Por último nos queda desmoldar nuestra tarta de queso con cuidado y cubrir la parte de arriba de la tarta con mermelada de fresa o frambuesa a nuestro gusto.

¡Qué aproveche!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Publicaciones relacionadas

Comienza escribiendo tu búsqueda y pulsa enter para buscar. Presiona ESC para cancelar.

Volver arriba